Inicio > Cantabria, Profesores > Enrique Somavilla Toca

Enrique Somavilla Toca

miércoles, 9 de mayo de 2012 Dejar un comentario Ir a comentarios

El maestro cantero Enrique Somavilla Toca falleció ayer, martes, a los 82 años de edad. Natural de San Román de la Llanilla es el autor, entre otros muchos trabajos, de los capiteles, frisos, canecillos, arcadas y del apostolado que figuran en la puerta de la iglesia de San Miguel de Puente Viesgo, una obra que se reconstruyó hace más de una década siguiendo los cánones del estilo Románico y que le encadenó para siempre en la estela de buen hacer dejada por otros canteros cántabros.
Profesor durante muchos años de los alumnos de las escuelas taller de Suances, Torrelavega y Santander fue un gran artesano y un gran amante de su trabajo al que no renunció con la jubilación pues continuó dedicado a sus esculturas en su domicilio de Bajada de la Calzada.
Hijo de un albañil de San Román de la Llanilla y muy apreciado en ese barrio de la ciudad, Somavilla aprendió el oficio de cantero de manos de dos prestigiosos escultores de la primera mitad del siglo XX, Andrés Novo y Daniel Alegre. Ellos le transmitieron su pasión por un antiguo oficio que ahora pierde a uno de sus principales y últimos representantes.
Obras suyas son las águilas y los frontales del Banco Santander en el Paseo de Pereda, el escudo de la Aduana de Santoña y los murales de las Hijas de la Caridad del santanderino barrio de Cazoña.
Casado y padre de dos hijos, uno de ellos religioso de los padres agustinos, será enterrado esta tarde en el cementerio parroquial de San Román de la Llanilla tras el funeral que se oficiará a las 16.30 horas, en la parroquia de San Juan Bautista, en la calle General Dávila, de Santander.

Categories: Cantabria, Profesores Tags:
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.

*